domingo, 28 de abril de 2013

La Aljama de Soria: El Museo Numantino

En la actualidad en el Monasterio de San Juan de Duero, sede de la Sección Medieval del Museo Numantino, que ya por sí sólo merece una visita obligatoria por tener uno de los claustros más sorprendentes y bellos de todo el románico castellano, se exponen varias piezas de la comunidad judía, no sólo de la ciudad, sino también de la provincia de Soria.




Entre ellas, se destaca la mitad de la lápida de la tumba de Abraham Satabi, de piedra arenisca, datada entre los siglos XIII al XIV y que procede del cementerio judío de Soria. Dicha lápida es similar a otros modelos de tumbas cristianas de la época, con planta trapezoidal y cuyo grosor va disminuyendo de la zona superior (cabeza) a la inferior (pies) por lo que las letras de inscripción que se lee van disminiyendo de tamaño del inicio al final de ésta.


Esta lápìda constituye una rareza por los elementos decorativos distintos en cada una de las caras y contiene una inscripción, en epigrafía hebraica-hispánica, donde se lee:

«En aquel momento la visión cesó […] / al morir un sabio, un
hombre […] / […] un rabí lleno de […] / […] Abraham Satabi».



Otras piezas que se exponen en esta sede del Museo Numantino proceden de la necrópolis del Cerro de los Judíos en Deza (Soria) frutos de la excavación que se llevó a cabo en 1933. Entre dichas piezas, datadas entre los siglos XII al XIII, se pueden resaltar varios anillos de plata decorados o con inscripciones y varios conjuntos de cuentas de collares.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada